Vero, la nueva red social que está arrasando

En un mundo en el que creíamos que ya no había sitio para otra red social, nace Vero, una interesante alternativa al gigante Facebook y que se ha puesto de moda últimamente.

Lo interesante de Vero es que parece ser una red social para todos, no se centra en un target, sino en una filosofía: “Vero es una red social para cualquier persona que ama lo suficiente para compartirla, y quiere controlar con quién la comparte. Justo como lo hacemos en la vida real”, según la propia plataforma.

Vero no es solo una moda, es algo más

Aunque aún esté en beta, Vero está de moda. Esta plataforma ya lleva algo de tiempo disponible, pero desde hace poco lo ha petado y está recibiendo gran cantidad de nuevos usuarios cada día.

Curiosamente, donde más aparece últimamente es en los tablones de los usuarios que están anunciando su marcha a Vero. Entre otros motivos, el más relevante es el de su manifiesto que han colgado en su web, aclaran que presentarán las publicaciones de forma cronológica, ahora y siempre. Lo que permite que sea una red más social y no solo de tendencias. Además, aseguran que los datos de los usuarios estarán seguros debido a que no coleccionan ni confeccionan big data.

Anuncian que no seguirán el mismo camino que sus competidores y que harán de sus usuarios, sus clientes. Siguiendo con su filosofía de ser “la verdadera red social” centrados en los usuarios y no en los anuncios.

Un todo en uno

Una de las funciones que destaca a la plataforma de sus competidores es que parece tener un “todo en uno”, debido a que da la sensación de ser una especie de Facebook e Instagram unidos. Dando la posibilidad de categorizar como “amigos cercanos”, “amigos”, “conocidos” y “seguidores”, filtrando tú mismo estos círculos (sin que ellos lo sepan). Si eliges compartir solo con amigos conocidos, tus demás círculos no verán contenido.

Con vero no solo subes y compartes fotos o videos. Destaca la función de que la propia aplicación te recomienda productos culturales, como música, libros, cine y lugares de interés. Huyendo del postureo y del “follow por follow” para posicionarse como una herramienta social.

Otra curiosidad es que en esta red social no se censuran los pezones femeninos. Apostando por el público adulto, Vero permite (a diferencia de Facebook e Instagram) por ejemplo, se muestran, y con abundancia, en Snow Steam Iron, el corto de Zack Snyder estrenado únicamente en Vero. El director de El Hombre de Acero es amigo del CEO de esta aplicación y uno de sus defensores más acérrimos.

No se centran en nadie ni en nada, explican que: “Vero es una red social para cualquier persona que ama lo suficiente para compartirla, y quiere controlar con quién la comparte. Justo como lo hacemos en la vida real”. Algo que no parece maravilloso.

No saca dinero de la publicidad, pero sí de los usuarios

Lo que si sabemos, es que nadie realiza una inversión tan grande para crear una red social por amor al arte. Y aunque su creador, Ayman Hariri, ya sea multimillonario, no nos regalaría una red social con tan buena pinta, sin querer algo a cambio. Y como pasa en plataformas como Netflix, en un futuro, Vero tendrá un coste anual por usar la aplicación. Pero por ahora, es gratis, así que aprovecha.

Esa situación es curiosa, porque desde el inicio de las redes sociales, su rentabilidad ha sido un tema complicado. A pesar de la cantidad de usuarios y de su valor en bolsa, Twitter, Facebook e Instagram han tenido dificultades para ser viables económicamente. Aunque al parecer, últimamente lo han logrado gracias a los anunciantes.

El hecho de que las redes sociales hayan abusado de la publicidad para poder ser viables económicamente, se ha notado en la experiencia del usuario. Por otro lado, el mercadeo de big data, también ha generado grandes dudas éticas relativas a la privacidad del usuario.

Otra fuente de ingresos que resulta interesante es la comisión que se llevará Vero por las ventas que se realicen desde la plataforma. Si, también podrá comprar. La marca de ropa Temperley London, ya sacó una iniciativa llamada “See now, buy now”, en la que los usuarios podían adquirir las prendas que desfilaban por la pasarela de la London Fashion Week con un simple clic. Esto pasó en 2016. Y si el potencial entonces era grande, ahora es mayor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descárgate ya la app de Coco School para workshops y tutoriales exclusivos

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER:

MANTENTE INFORMADO DE LOS NUEVOS MASTERS, TUTORIALES MUY ÚTILES Y ENTREVISTAS A INFLUENCERS DEL SECTOR

He leído y acepto la política de privacidad

Coco School, la Escuela Europea para la Comunicación en Diseño y Artes Visuales S.L. como responsable del tratamiento y legitimado por su consentimiento tratará sus datos con la finalidad de gestionar la resolución de consultas, informarle de nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios, becas, eventos y recursos exclusivos. No cedemos la información a terceros salvo por imperativo legal. Tiene derecho a acceder, rectificar, oponerse y suprimir los datos, así como otros derechos, como se detalla en la segunda capa de información. Puede consultar información adicional y más detallada acerca de Política de Privacidad y Protección de sus datos personales.